Los infaltables

“No tengo qué ponerme”, así el clóset este a reventar.. ¿te suena familiar la queja?  Antes de deshacerte de varias prendas, ejercicio que te sugiero realizar al menos una vez al año, mantén dentro del guardarropa siempre estos básicos:

Chaqueta de cuero
Para enfrentar el frío o brillar en una cita, siempre será la aliada más glamurosa y, ojo, es una de esas prendas que a primera vista grita cómo eres (clásica, lanzada, bohemia…).  Lo ideal si tienes una sola es que sea de líneas sencillas, aunque tu  alma sea rockera o harlista. Cero chapas o emblemas. Personalizarla es fácil, usando accesorios según la ocasión. Colores: Negro, marrón o camel.

Camisa de jean
Cuadra con casi todo. Con falda, con una variada gama de pantalones, y en climas  diferentes, pues de subir la temperatura, te la remangas y le haces un nudo adelante. En caso de buscar una apariencia mas formal la combinas con  falda, tacones, y alabío alabao, te verás elegante sin perder lo chic.
En el frío te la pones encima de una camisa o camiseta, añadiéndole un  twist muy interesante a tu pinta. En la playa lúsala sobre el bikini o vestido de baño, suelta o con nudo.

Gafas de sol
Tengo una obsesión con ellas. Sin darme cuenta, o eso me digo, las he ido coleccionando con el tiempo. Aparte de ser claves cuando armas tu look, protegen nuestros ojos del sol, y cualquier partícula enemiga de una mirada bella y sana. Por eso obsérvalas con lupa; pruébatelas una y otra vez. También importa la forma del rostro. En Internet hay completas guías sobre el tema,  y claro, el espejo te dirá la última palabra. Deja las más favorecedoras.

Pijama 
¿Quién lo piensa? Yo pertenezco al grupo de terrícolas que así estén en casa, a punto de acostarse, cuidan los detalles. Nunca sabes en qué momento toca salir corriendo, y si estás debidamente puesta, no tendrás que tomarte dos minutos buscando componerte un poco. Además, la sensación de dormir sexy, no quiere decir, necesariamente, con menos ropa (aunque a veces cae bien). Ve a dormir sintiéndote suelta y guapa.

Tenis
Cada vez más espacios laborales y sociales ofrecen la oportunidad de lucirlos. Con este versátil calzado paso fácil de elegante a deportiva, descontando, que con un par cerca te ejercitas donde estés. Debes tenerlos de acuerdo con tu tipo de vida. Si corres o eres deportista intensa, debes optar por unos de mayor soporte, que los de alguien que realiza una rutina normal diaria. En este último caso, unas  zapatillas minimalistas, ligeras, delgadas, de tonos neutros, son las correctas.

Botas militares
Me tomó tiempo encontrar unas que me gustaran de verdad y fueran cómodas. Su apariencia es sencilla, pero como ya les comenté, las seleccioné con detalle. En mi forma de ver las cosas, añaden ese cool a un vestido corto o largo; a unos jeans, o a unos shorts; a una pinta más formal con medias veladas. No son sólo para militares como algunos creen; por el contrario, siempre realzan un outfit. El secreto radica en cómo las adaptas a tu estilo.

Leggins negros
Si no los tienes, es hora de comprarlos. Los puedes llevar al gimnasio, la oficina, una clase de yoga o a un cóctel. Imprimes el toque refinado o casual con los zapatos o lo que elijas llevar arriba.  Yo, últimamente, voy al trabajo con ellos, y luego me cambio de blusa y zapatos, y voilá, llego feliz a mi clase de baile (salsa pura). En minutos estoy lista para una noche con mucha ¡¡¡Azúcar!!!!

Jeans
Solemos tener un modelo favorito, ese con el cual nos sentimos cómodas y atractivas a la vez,  ese que nos cae como anillo al dedo. Recomiendo comprarlos de marca, duran años y los usas en incontables situaciones. Es raro encontrar personas que solo tienen uno, caso en el cual debe ser clásico y elegido de acuerdo con la forma del cuerpo. Quizá tú manejas ya este tip, pero quiero traerlo a colación: si eres delgada se valen colores claros o desgastados (expanden la figura), si no, las mejores alternativas son el azul intenso o oscuro.

The Black Dress/ Vestido negro
Me parece aburrido, lo confieso. Sin embargo, no puedo contar la cantidad de veces que me ha salvado la vida, porque tengo un evento importante y con toda seguridad me iba a poner algo que a última hora no me quedó, o no me gustó. Inmediatamente acudo a el. También cuando viajo a un sitio en el cual no alcanzaré a  ir de shopping, o sencillamente, no puedo comprarme nada en ese momento. Ahí aparece como carta salvadora de nuevo. El toque de este vestido recae sobre los accesorios y zapatos.

Zapatos negros de tacón alto (stilettos)
No los uso frecuentemente, aún así, los tengo tan a mano como a mi perfume favorito. Cuando surge un evento formal (no en la oficina y menos si son tacón aguja) son los perfectos sin dudarlo. Incluso, hoy cuando se proponen tendencias planas, siguen reinando desde su alturas y continúan siendo accesorio fetiche de muchas triunfadoras.  Hacen dupla perfecta con faldas, pantalones, jeans, trajes de fiesta y pantacourts. Aportan distinción y alargan tus piernas.

Sandalias bajas
Durante el descanso nadie lo baja a uno de las sandalias, y menos cuando los diseños, colores y materiales actuales, las volvieron especiales. De esas yo dejaría varias, así las cuadro fácil con mis pintas. Para que el  pie y las piernas se sientan ligeras conserva las menos pesadas. Si te encantan las tiras OK, pero que sean anchas en el caso dew que tus pies también lo sean. De lo contrario, no los sujetarán de forma adecuada. Regla Premium: Jamás deben sobresalir los dedos. Suele ocurrir cuando te quedan muy justas.

Bikini
Un buen bikini o traje de baño, y no necesariamente tienen que ser los más costosos, ni ir con las tendencias. Imagino que el tuyo lo elegiste con la paciencia del Santo Job, segura de que ningún otro te hará lucir más bonita. Es ese el que resalta tus atributos. De no ser así, tienes tarea para el otro fin de semana. Si no hallas ese que te hace ver resplandeciente en tiendas especializadas, existen diseñadoras y sitios donde los crean a medida.

 

Francisca

¿Quieres flow?

¡Aquí lo encontrarás!

Prometo enviarte información que te ayudará a lograr esos cambios que deseas. Recibe en tu correo fechas de próximos eventos, estrenos, lecturas, guías para cambiar tu vida, artículos inspiradores y… mucho más.